Imagen 06
Conociendo nuestros bofedales para un desarrollo sostenible

Imagen 02

Los humedales altoandinos, bofedales u oqhonales son considerados por la Convención Ramsar como ecosistemas de alta fragilidad asociada a causas naturales como el cambio climático, las sequías prolongadas y a la intervención humana como el sobrepastoreo.

La comunidad campesina de Japu, es poseedora de estos ecosistemas de oqhonales que son el sustento para su ganadería de alpacas y llamas, donde también se alimentan las vicuñas silvestres.

Japu es parte de las comunidades de la Nación Q’ero, y se encuentra en el distrito y provincia de Paucartambo, es el lugar donde se ha desarrollado el Estudio de Bofedales  impulsado por Conservación Amazónica – ACCA, gracias al apoyo financiero de: USFWS, Biolabs y Andes Amazon Found; cuyo estudio ha estado a cargo de especialistas de CORBIDI, teniendo como estrategia crear un plan de manejo y una línea base biológica, realizar una campaña de orgullo y un programa de educación ambiental sobre los oqhonales.

Actividades y resultados

Imagen 06

Se ha desarrollado una evaluación socio-económica la que da a conocer las prácticas tradicionales de manejo ganadero, cantidad de ganado que cada familia tiene y los beneficios culturales y económicos que significa para la comunidad.

Se realizaron estudios de hidrología, ecología vegetal y características agrostológicas de los oqhonales y con estos resultados se crea indicadores bioculturales para el monitoreo por parte de los mismos comuneros y la elaboración del plan de manejo.

Mediante mapas parlantes con los yachaq (personas sabias, generalmente los mayores de edad), se hicieron talleres en el tema de oqhonales para canalizar que este conocimiento de la importancia vital para el comunero Japu, sea compartido con los jóvenes y niños de la comunidad. Con los jóvenes se llevó la campaña fotovoces de mis bofedales, en la que muestran la riqueza de los bofedales como flora y fauna; también los problemas que afectan a estos ecosistemas como el sobrepastoreo y la presencia de residuos sólidos (envases de plásticos, latas) y el efecto del cambio climático provocando que algunos bofedales empiecen a secarse; así mismo las fotografías muestran las actividades que los comuneros de Japu realizan como actividades para mitigar estos cambios como la construcción de canales para regar los bofedales y el cultivo de pastos para bajar la presión sobre los bofedales.

El primero de diciembre se presentó los resultados de los estudios en Cusco a las diferentes instituciones ligadas al manejo de recursos naturales y el 02 de diciembre se presentó en la comunidad de Japu.

En la segunda quincena de este mes de diciembre se tiene una pasantía de los comuneros de Japu para compartir los conocimientos en manejo de bofedales con la comunidad de Phinaya, del distrito de Pitumarca de la provincia Canchis.