Castañeros de Madre de Dios se capacitan en buenas prácticas agrícolas

Los productos que son consumidos en fresco, requieren cumplir con diversos estándares de calidad para que puedan ingresar al mercado de los Estados Unidos. La castaña peruana es uno de los productos cubiertos por la Norma de inocuidad de los productos agrícolas frescos de la Ley de Modernización de la Inocuidad de los Alimentos (FSMA, por sus siglas en inglés). El objetivo general de FSMA es concentrarse en la prevención de los problemas relacionados con la inocuidad de los alimentos.

Como parte de la estrategia de divulgación de la ley FSMA en América Latina, la Produce Safety Alliance (PSA) y la Association of Food and Drug Officials (AFDO) capacitaron a diferentes especialistas peruanos entre los que estaba el especialista de Econegocios de Conservación Amazónica – ACCA, Mg. Ernesto Velarde, sobre el currículo de capacitación estandarizado para ser transmitido a los productores locales a nivel nacional.

En el año 2019, con el apoyo del Instituto Nacional de Calidad (INACAL), el Instituto Nacional de Metrología de Alemania PTB, el Ministerio de Agricultura y Conservación Amazónica – ACCA, se logró capacitar a 15 castañeros de comunidades nativas y concesionarios de la región Madre de Dios con miras a que cumplan los estándares de la Ley FSMA.

En el marco del proceso de reactivación económica de la Región Madre de Dios, los días 11 y 12 de noviembre del presente año, se llevó a cabo una nueva capacitación de manera virtual dictada por el Mg. Ernesto Velarde y la Ing. Susan Dioses del Servicio Nacional de Sanidad Agraria del Perú SENASA, logrando capacitar a 17 castañeros de la región.

Estos nuevos conocimientos permitirán a los castañeros garantizar la inocuidad de nuestro producto bandera hasta el consumidor final. Este evento está enmarcado en el Proyecto Paisajes de Áreas Protegidas (PAP), ejecutado por Conservación Amazónica – ACCA y financiado por Andes Amazon Fund y la Fundación Moore.

Conservación Amazónica – ACCA continuará brindando herramientas y capacitaciones a los productores locales para su empoderamiento y mejora constante para la revalorización de los productos de nuestra biodiversidad amazónica.