DMR_0027
COMUNIDADES DE MADRE DE DIOS CREAN LA PRIMERA MARCA COLECTIVA DE CASTAÑAS QUE PROMETE SER SELLO DE CALIDAD PARA LA EXPORTACIÓN

‘Morikke’ busca posicionar a la castaña peruana como producto de calidad ante el mercado mundial.

 

7456427200_147a25e597_o

La castaña es el producto bandera de Madre de Dios: la producción de esta ocupa alrededor del 30% de la superficie del departamento y es el principal recurso de ingreso para las familias en la región. Siendo la única nuez silvestre del mundo con precio en el mercado, este ‘superfood’ – catalogado así por la Comisión de Promoción del Perú para la Exportación y Turismo – viene posicionándose cada vez más en mercados internacionales por su alto valor nutricional.

Por ello, luego del desarrollo la Norma Técnica Peruana (NTP) de castaña donde se establece los requisitos mínimos de calidad que debe cumplir la castaña amazónica sin cáscara y deshidratada para su consumo, los Recolectores Orgánicos de la Nuez Amazónica del Perú (RONAP), la Asociación de Castañeros Alegría (ASCA) y la Comunidad Nativa Tres Islas iniciaron el proceso para la creación de un sello que permita posicionar a la castaña amazónica peruana en mercados exigentes a nivel global.

“Morikke” es el nombre de la primera marca colectiva de castañas creada, la cual busca beneficiar a los más de 1000 concesionarios del sector castañero y 8 comunidades nativas de Madre de Dios. Esta marca asegurará el cumplimiento de los diferentes requisitos para poder cumplir con todos los estándares de calidad. Además, se empodera a las comunidades nativas en su rol de emprendedores y conservacionistas en una región azotada por los problemas sociales y ambientales.

DMR_0027

Esta marca colectiva hace posible enfrentar al mercado en forma conjunta, exigiendo así a los miembros a unificar la calidad de las castañas y contar con una estrategia común, lo cual no impide tener una marca propia. Todo esto a través de cambiar, corregir y mejorar prácticas que afectan a la calidad de la castaña a lo largo de toda su cadena de valor.

El problema central que se busca resolver con Morikke es la informalidad. Todo aquel que forma parte de la cadena de valor de la castaña debe invertir en la implementación de estándares de calidad para un mejor aprovechamiento del producto. Sumado a eso, es complicado para ellos implementar el tema de permisos que los formalice, reduciendo así las posibilidades de acceso a mercados extranjeros.

Participan de este proyecto Conservación Amazónica – ACCA, principal articulador de entidades involucradas de esta iniciativa, en coordinación con la DIRCETUR, el MINCETUR y las asociaciones involucradas en la creación y administración de la marca.

Cabe destacar que esta marca será entregada oficialmente la próxima semana en Madre de Dios por el Ministro de Comercio Exterior y Turismo, Edgar Vásquez Vela.