Prevenir-03
Prevenir es Conservar: Preguntas y respuestas sobre los incendios que vienen ocurriendo en la Amazonía

Unidad de SIG y Tecnología para la Conservación-ACCA

En los últimos días hemos sido testigos, a través de los medios de comunicación y en especial de las redes sociales, sobre la ocurrencia de incendios forestales que vienen afectando a la Amazonía en los países de Brasil, Bolivia y Perú. Esta nota tiene como objetivo responder ciertas preguntas sobre estos eventos y sus posibles impactos en la Amazonía peruana, en base a lo que se conoce hasta el momento y a un análisis inicial publicado en nuestro portal MAAP.

Boton reporte maap-04-04

1. ¿Dónde vienen ocurriendo los grandes fuegos que se ven en las noticias y redes sociales?

Los principales incendios que se viene registrando en las noticias ocurren en el departamento de Santa Cruz y Beni, en Bolivia, y en los estados de Rondonia, Amazonas, Mato Groso y Pará, en Brasil; siendo Rondonia el más crítico de los cuatro estados brasileños. En el Perú, se han registrado algunos eventos en la región de Madre de Dios, casi en la frontera con el estado brasilero de Acre. En la Figura 1 se muestra la ubicación de los principales hotspots de ocurrencia de fuegos en la Amazonía correspondiente al periodo 01-20 agosto del 2019.

Figura 1

Figura 1. Mapa de hotspots de fuegos en la Amazonía. Agosto 2019 (Fuentes: FIRMS NASA/ESRI)

2. ¿Cómo se identifican a los hotspots de fuegos desde el espacio?

Para ubicar a estos hotspots hemos utilizado la información de focos de calor de las agencias espaciales internacionales como NASA de Estados Unidos y el INPE de Brasil. Los focos de calor se visualizan gracias a sensores especiales que tienen los satélites de observación terrestre que permiten detectar anomalías térmicas; es decir, comportamientos anormales en la temperatura de la superficie terrestre. Estas anomalías pueden darse debido a una quema, incendio u otra actividad que genere combustión.

3. ¿Todos los focos de calor corresponden a incendios forestales?

No, no todos los focos de calor corresponden a incendios forestales. Según el SERNANP (2018) y el CONAF, un incendio forestal es un fuego no deseado de cualquier origen, que no es estructural, que se propaga sin control en los recursos forestales, causando daños ecológicos, económicos y sociales. Esto significa, para la Amazonía, que estos fuegos no fueron planificados y que atentan contra el patrimonio forestal (que no solo incluye a los ecosistemas donde se encuentran los grandes árboles tropicales, sino a otros que también forman parte de la Amazonía como los bosques de sabana, ecosistemas de transición y herbazales naturales, entre otros). En la figura A, que corresponde a Bolivia, se ve, por ejemplo, la ocurrencia de un incendio en el bosque chiquitano, un ecosistema del tipo sabana que forma parte de los ecosistemas de transición de la Amazonía de este país. Nótese que el fuego simplemente sigue su camino sin ningún patrón o control definido.

Fuentes: ESA

Fuentes: ESA

4. ¿Por qué están ocurriendo estos incendios en la Amazonia?

Los incendios forestales pueden tener dos causas: las naturales, producto de la combustión natural de la vegetación durante la temporada seca a causa de un rayo u otro fenómeno que desencadene el fuego, y los de origen antrópico, que son los más comunes y muchas veces se producen en zonas rurales debido al mal uso del fuego para la renovación y/o preparación de áreas de cultivos. En la Amazonía, la mayor parte del ecosistema es bosque tropical húmedo, cuyas posibilidades de ocurrencia de incendios naturales son muy remotas. En las figuras B y C se puede notar cómo es que los focos de calor detectados corresponden a las quemas de áreas agrícolas; sin embargo, estas quemas se dan – inclusive – próximas o al interior de áreas naturales protegidas, lo cual expone directamente a la degradación del bosque natural o bosque primario.

Figura B Figura C

5. ¿Existe el riesgo de que estos incendios afecten a la Amazonía peruana?

No directamente. Los fuegos que afectan estas regiones de Brasil y Bolivia se encuentran muy distantes de la frontera con Perú. Es más, nuestros límites con estos países incluyen grandes porciones de áreas protegidas y territorios indígenas donde se conservan los bosques y son protegidos frente a cualquier amenaza.  Sin embargo, lo que si se ha podido percibir, en especial en la región de Madre de Dios, es que el humo que se produce en estos grandes incendios se viene sintiendo en esta región peruana. El COER de Madre de Dios y el Ministerio de Salud, vienen monitoreando la calidad del aire la cual, en caso de pasar los límites establecidos, podría afectar la salud de las poblaciones humanas y algunos procesos naturales de los ecosistemas (ej: el humo aleja a polinizadores de especies forestales).

 6. ¿Los incendios están relacionados al cambio climático?

Mucho se dice sobre los efectos del cambio climático en la Amazonía peruana. Lo que indican los reportes del IPCC (Intergovernmental Panel on Climate Change) es que, para los próximos años, se espera el recrudecimiento y la exacerbación de la época seca en la Amazonía sudeste (área donde actualmente vienen ocurriendo los incendios forestales). Lo cierto es que todas estas predicciones se basan en modelos climáticos, los cuales van mejorando y se hacen más precisos con el pasar del tiempo. Lo más cercano a estos escenarios climáticos son los años de sequías extremas que han ocurrido en la Amazonía (2005, 2010 y 2016). Es en estos periodos donde podemos tener una idea de lo catastrófico que pueden ser los incendios en la Amazonía. Este año en particular no tiene condiciones de ser un año de sequía intensa, es decir, no hay factores de causa natural que intensifiquen la ocurrencia de incendios tal como se están apreciando.

7. ¿Cuáles son las áreas de bosque que se han perdido hasta el momento?

Existen muchas fuentes que vienen brindando información sobre la superficie afectada. Aún queda mucho por analizar y diferenciar entre la superficie agrícola y los bosques naturales afectados. Muchos de los incendios aún no han sido extinguidos y estas cantidades seguirán incrementándose con los días. Una vez que se hayan controlado se podrán tener estimaciones más precisas.

8. ¿El daño al bosque es irreparable?

No necesariamente. El bosque amazónico tiene una capacidad de recuperarse bastante rápida, siempre y cuando se le den las condiciones necesarias. Es decir, que se detenga o reduzca la degradación, que no se haya sufrido grandes alteraciones en el suelo (ej: la minería aurífera remueve toda la capa superficial del suelo, por eso los bosques no pueden recuperarse fácilmente), que no se utilice la zona afectada para otra actividad (ej: que no se establezcan cultivos permanentes o temporales), o que se encuentre próxima a áreas de bosque bien conservadas (ej: áreas protegidas).

9. ¿En el Perú están ocurriendo incendios forestales?

Si. En nuestro país, la mayoría de los incendios forestales ocurren en la zona andina como producto de las mismas prácticas agrícolas y de renovación de pastos para ganado. En la Amazonía peruana no se ha visto eventos comparables con los de Brasil y Bolivia, aunque en los últimos años se ha intensificado la actividad agrícola en ciertas regiones, exponiendo cada vez más el bosque natural a los efectos del fuego. En la figura D puede notarse unos focos de fuegos y quemas en el distrito de Iberia, Tahuamanu (Madre de Dios), que incluso han afectado el interior de concesiones forestales producto de la expansión agrícola.

Fuentes: ESA

Fuentes: ESA

10. ¿Qué instituciones están a cargo de la prevención y combate de los incendios forestales?

En el Perú, la Intendencia Nacional de Bomberos del Perú (INBP), quien por ley es el ente rector en prevención, control y extinción de incendios (incluyendo los forestales). Por su parte, el Servicio Forestal (SERFOR), articulado con organizaciones como INDECI, COEN, COER, SERNANP, entre otras, elaboraron el Plan Nacional de Prevención y Reducción de Incendios Forestales. Así también el SERNANP elaboró su estrategia de Gestión de Riesgo de Incendio Forestal en el Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado. Estos documentos, incluyen las directrices para prevenir, reducir y combatir la ocurrencia de estos eventos. Aún falta mucho por hacer, pero ya se han dado los primeros pasos como por ejemplo el SERNANP, quien viene formando nuevos guardaparques / bomberos forestales para atender las emergencias.

De la misma manera, a nivel regional, autoridades como el GOREMAD y la CAM-Tambopata, junto a organizaciones aliadas, vienen desarrollando acciones de prevención de quemas en Madre de Dios como respuesta a esta emergencia.

____________________________________________________________________________________________

¿Qué podemos hacer?

 

Los continuos incendios no controlados de esta magnitud, acercarán al bosque a un punto de inflexión irreversible: un grado de deforestación en el que la cuenca amazónica ya no podrá generar su propia lluvia y se convertirá en una sabana propensa al fuego. Algunas estimaciones indican que el nivel de deforestación necesario para alcanzar este punto de inflexión es de 20-25%. La deforestación actual es del 17%.

Es por eso que nuestros esfuerzos de conservación forestal se centran en la prevención. Nos asociamos con las comunidades locales y concesionarios para desarrollar e implementar prácticas sostenibles para los bosques y las tierras agrícolas, reduciendo la deforestación y aumentando la resistencia a los incendios. También trabajamos con gobiernos nacionales y regionales para garantizar la protección de las áreas de conservación que nos ayudan a evitar llegar a ese punto de inflexión.

En respuesta a los incendios actuales, estamos colaborando “in situ” para generar información confiable que permitan implementar acciones que ayuden a las organizaciones locales y a quienes viven en las áreas afectadas. Y aunque nuestros esfuerzos se centren en la Amazonía Andina peruana, nuestros informes de deforestación  publicados abarcan toda la Amazonía y están disponibles para el gobierno y el público de todos los países como Brasil.

¡Tú también puedes apoyarnos! Porque Prevenir es Conservar, aquí te decimos algunas acciones que nos ayudarán a mantener la Amazonía resguardada.

1. Usa el poder de tus redes sociales para compartir nuestros mensajes en Twitter y Facebook. Con tu ayuda lograremos difundir este importante mensaje a más personas. Mientras más personas demuestren interés, más gobiernos tomarán cartas en el asunto.

2. Dona y apoya nuestras iniciativas de conservación y de prevención. Tu aporte nos permitirán seguir trabajando para impulsar una cultura preventiva en los bosques andino amazónicos.

3. Infórmate sobre las acciones que vienen tomando las autoridades y confía únicamente en las fuentes oficiales.

DONA-01