Resultados Conservación Amazónica-ACCA 2020: Felices fiestas

Querida familia y amigos de la conservación,

El 2020 aparecerá tal vez como el año más difícil en los libros de Historia moderna y en la historia de muchos quienes han perdido a un ser querido durante la pandemia de COVID-19. En Conservación Amazónica-ACCA, también hemos sido afectados pero salimos adelante, con unión, solidaridad y fortaleza. Los retos fueron varios, pero el compromiso fue mayor.

No solo “virtualizamos” nuestras operaciones y convivimos en cuarentena con la “escuela en casa”, el “trabajo remoto” y lidiamos con la incertidumbre diaria en su máximo esplendor, sino que fuimos testigos de una transformación tecnológica crucial. Gracias a ella, hemos podido mantener contacto y continuar con nuestra misión de conservación de los andes amazónicos al sur del Perú, generación de medios de vida sostenible, y enfrentando las actividades ilícitas y las presiones sobre el bosque que no cesaron.

A partir de la información valiosa del monitoreo satelital de alta resolución que suministramos a las autoridades, a través de la Iniciativa MAAP (Proyecto Monitoreo de la Amazonía Andina), se logró detener el avance de la minería ilegal en dos nuevos focos en Madre de Dios (río Pariamanu) y Puno (río Chaspa). En el 2020, con una clara voluntad política y esfuerzos basados en tecnología, el Estado peruano dio un golpe sin precedentes a la mafia de la tala ilegal en Madre de Dios, denominada “Los Hostiles de la Amazonía”, desmantelando así una red de corruptela que incluía malos fiscales, autoridades regionales y policías. Asimismo, continuamos con el apoyo a las Fiscalías Especializadas en Materia Ambiental en el uso de tecnologías para lograr la Justicia Ambiental; así como en el camino de la reglamentación y operatividad del Sistema Nacional de Control y Vigilancia Forestal y de Fauna Silvestre como un espacio para proteger nuestros bosques.

Aún con la pandemia, seguimos adelante. Adaptamos al modo virtual las capacitaciones y entrenamientos a actores claves y retomamos el fortalecimiento de las cadenas productivas sostenibles de la castaña, sistemas agroforestales, piscigranjas, y el apoyo en la restauración y reforestación con las comunidades locales y nativas alrededor del Parque Nacional del Manu, de la Reserva Comunal de Amarakaeri y de las que se encuentran en pleno corazón del corredor minero, manteniendo estrictos protocolos de bioseguridad. Así también, continuamos promoviendo la institucionalidad, como por ejemplo, a través del Plan Estratégico de la Zona de Amortiguamiento de la Reserva Nacional de Tambopata (PEZA) y de la Asociación de Concesionarios Forestales de Manu, Tambopata y Tahuamanu (ACOMAT).

Con mucho orgullo, en el 2020 se concretó la creación del Bosque Local Señor de la Cumbre en Madre de Dios y el reconocimiento de la Comunidad Campesina de Ccollasuyo como Zona de Agrobiodiversidad en Cusco. Además, con el apoyo del Gobierno Regional y las comunidades nativas, preparamos los expedientes técnicos para la pronta creación del Área de Conservación Regional Chuyapi Urusayhua, por su vulnerabilidad y gran valor hídrico para la población cusqueña. Sabemos que las áreas de protección son las medidas más efectivas para conservar los bosques y ecosistemas sanos, por ello continuamos apoyando la creación de reservas indígenas y protección de los pueblos milenariamente aislados que los habitan (PIACI), como nuestros esfuerzos para proteger la Concesión de Conservación Los Amigos con lo último en tecnologías.

Entre los logros de este año, destaca nuestro AmazonTEC2020, que contó con inigualables expositores y consiguió un alcance de más de 40 000 personas, por medio de Zoom y redes sociales, lo cual nos consolida como plataforma anual de ciencia y tecnología para lograr una Amazonía sostenible en la región.

Entramos al año 2021, habiendo cumplido 21 años de creación y sabemos que nos deparan grandes desafíos –una segunda ola de COVID, la carrera por la vacuna, crisis económica y climática, junto a mayores presiones sobre los ecosistemas- pero con más resiliencia y motivación podremos acelerar nuestros esfuerzos para mantener los Andes Amazónicos saludables, justos y prósperos, con el apoyo estratégico de socios increíbles que confían en nosotros y de la mano de las comunidades nativas e indígenas con quienes convivimos en Cusco y Madre de Dios. Un profundo agradecimiento a todos y todas.

¡Felices fiestas, familia, socios y amigos de la conservación!

María Elena Gutiérrez Herazo

Directora Ejecutiva

Conservación Amazónica – ACCA