Sembrando Vida desde el Paisaje Q´ero

El pasado 28 de febrero del 2020, participamos  en la primera Asamblea Comunal del año 2020 de la Comunidad Campesina Japu, sobre los 3,500 metros de altura en la provincia de Paucartambo, región Cusco. El objetivo era planificar las actividades de restauración en los bofedales degradados, las cuales se realizaron entre los meses de abril a septiembre. En esa misma Asamblea los comuneros solicitaron permiso para retomar las actividades de reforestación con especies nativas, con fines de restauración y producción de madera. Sin embargo, por la pandemia, estas actividades tuvieron que aplazarse. Varios meses después, el pasado 28 de febrero, se llevó a cabo la primera Asamblea Comunal del 2021, en la que se retomaron las actividades de planificación para la restauración de bofedales, y esta vez sí se lograron realizar entre abril y mayo. 

Asamblea Comunal en la Comunidad Altoandina Japu.

Nuevamente se hizo escuchar el pedido de la Comunidad de conseguir financiamiento para la reforestación con especies nativas. Un tiempo después, en el mes de junio, el Universo conspiró a favor, pues recibimos una llamada del presidente de Ecosistemas Andinos – ECOAN, quien lidera la Iniciativa Acción Andina, junto a Global Forest Generation – GFG, en la que Conservación Amazónica – ACCA también participa. Esa llamada fue la confirmación que nos hacía falta para empezar a trabajar en la reforestación con especies nativas, con fines de restauración y producción de madera en la comunidad Campesina de Japu, la cual es parte de la Nación Q´´ ero, por eso mismo a este proyecto le llamamos: Paisaje Q´ ero.

Trazando los límites del nuevo vivero en Rumik´asa.

La meta de esta nueva producción es llegar a 30 mil plantones de especies nativas, a través de la instalación de dos viveros, cada uno de 15 mil plantones en los sectores de Japu Raqch´i y Qochamarca. 
Gracias a todos estos esfuerzos colectivos empezamos con las actividades en campo el pasado 11 de agosto, trazando el vivero en un lugar denominado Rumik´asa en el sector de Japu Raqch´i. Desde aquí se viene realizando la apertura de camas de vivero, cercado y construcción del almacén, embolsado y repique. 

Avances en los viveros con niñas de la Comunidad.

Actualmente, las especies nativas Polylepis pauta “qeuña” y Alnus acuminata “qarasto, aliso”, se encuentran en proceso de prendimiento, por lo que aún debemos completar más adelante con brinzales rescatados de aliso, para alcanzar la meta que nos trazamos: llegar a 30 mil plantones en el mes de octubre, para ser plantados en campo definitivo entre los meses de marzo y abril de 2022. 

Alnus acuminata qarasto aliso en prendimiento.

Mientras tanto, estamos poniendo mayor énfasis en las especies rescatadas, porque las plántulas o brinzales son cosechados de los bordes del camino, carreteras y riberas de ríos, donde no tienen opción de desarrollarse más, pues al realizar la limpieza de las carreteras serán desbrozadas, y cuando el río incremente su caudal arrasará con todo lo que encuentre y ya no tendremos más plántulas de aliso. 

Polylepis pauta qeuña en prendimiento.

La Naturaleza es sabia y solo hay que entender estas leyes naturales para continuar sembrando vida, como se viene haciendo en la Comunidad Campesina de Japu, través del proyecto: Paisaje Q ́ero.

Vivero en Rumik´asa, Japu.

Agradecemos a Acción Andina, Global Forest Generation y a New England Biolabs Foundation por su valioso apoyo con el financiamiento de nuestros proyectos de conservación en la Comunidad Japu.

Texto y Fotos: Marlene Mamami (Coordinadora de Campo / Sede Cusco)